miércoles, 24 de agosto de 2011

El abrazo.


El abrazo.


Qué delicia mantenerte abrazada
alejados del ruido y de la gente,
yo mirándote a los ojos plenamente,
tú dejándote amar sin decir nada.

Cuando te veo así de enamorada
qué antojo me ha impulsado de repente
a besarte con ternura en tu frente,
y expresarte, de forma emocionada,

que a pesar de los años transcurridos
mi pasión hacia ti sigue constante
y estamos cada día más unidos.

y, lo más importante, tu presencia
me hace vivir tu amor en  cada  instante,
sigues siendo la razón de mi existencia.


3 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Una maravilla, Fernando. Cómo describir la pasión y la ternura de un abrazo en un soneto. Sin duda, de esta manera. Es una maravilla. Enhorabuena mi amigo poeta. Un fuerte abrazo de admiración.

Marisa dijo...

No se puede olvidar este abrazo
hecho soneto y dulzura.

Te felicito

Un abrazo maestro.

Rayuela dijo...

vine a leer tus versos, a escuchar tu música, a saludarte.

abrazos*